Soluciones para los retos del cambio climático

Disponer de agua limpia y pura es totalmente imprescindible para la vida, pero se trata de un recurso sometido a multitud de tensiones. En GRAF desarrollamos, producimos y comercializamos una amplia oferta de soluciones para el aprovechamiento del agua. Soluciones para retos globales como la protección de las aguas o la prevención de inundaciones, con la calidad de marca de GRAF, Made in Germany.


Recuperación de agua de lluvia para la casa y el jardín

La recuperación de agua de lluvia protege las aguas subterráneas

El agua es el único recurso que puede hacer tolerable el cambio climático. En Alemania todavía no se aprecia una escasez acusada de agua, pero el nivel freático ya está descendiendo en toda la geografía. En la actualidad, en todo el planeta, los clientes de GRAF ahorran diariamente 208 millones de litros de agua potable, suficientes para cubrir las necesidades diarias de una gran urbe como Múnich.

Ahorro potencial de hasta el 85 %

Por término medio, cada ciudadano alemán consume 121 l de agua potable al día. Para modificar la huella hídrica de forma positiva, basta dar pequeños pasos. En viviendas particulares, los productos GRAF permiten reemplazar hasta el 50 % del suministro de agua potable por agua de lluvia. En el caso de recintos o instalaciones empresariales, el ahorro puede representar hasta el 85 %.

Agua de lluvia: un recurso valiosísimo

Las plantas adoran el agua de la lluvia, que es blanda y está exenta de cal de forma natural. Esto implica que con ella la ropa queda perfectamente limpia con mucho menos detergente y nos ahorramos los agentes descalcificadores. Y también en el inodoro se asientan menos depósitos.


Las superficies selladas obstaculizan el ciclo natural de la circulación del agua.

El aprovechamiento del agua de lluvia permite combatir los efectos de las superficies selladas

Calles inundadas, espacios verdes inundados y sótanos inundados hasta arriba: Debido al cambio climático, las precipitaciones torrenciales son cada vez más frecuentes. Suponen un peligro para personas y animales que, además, provoca cuantiosos daños materiales. Las previsiones sobre el clima apuntan a un aumento futuro de la intensidad y la frecuencia de estos episodios.

La captación o retención del agua de lluvia permite limitar la sobrecarga de los sistemas de desagüe y alcantarillado públicos, especialmente en caso de fuertes precipitaciones. De este modo, los sistemas de desagüe y las cisternas de retención GRAF protegen frente al riesgo de inundaciones repentinas en zonas urbanas y previenen daños en edificaciones, infraestructuras y viales de comunicación.


Los separadores y depuradoras domésticos contribuyen de forma decisiva a la protección de las aguas

A lo largo y ancho de toda Alemania hay aproximadamente 1 millón de viviendas que carecen de una conexión aprovechable a la red de alcantarillado público. Las depuradoras domésticas GRAF permiten depurar el agua de forma biológica, para posteriormente verterla al medio ambiente sin problemas. El tratamiento descentralizado gana cada vez más presencia e importancia, con una contribución significativa a la protección de las masas de agua en todo el mundo. Especialmente en aquellos países que, como Alemania, no disponen de una infraestructura particularmente buena para aguas residuales.

Otro de los grandes peligros que amenazan el abastecimiento de agua potable es la contaminación por líquidos ligeros minerales. Los separadores GRAF se encargan de separar el agua de las sustancias tóxicas que contenga. Garantizan el máximo nivel de seguridad y cuidan el medio ambiente.